Estamos agradecidos por…

Published on 11/22/17

Bruce Burkholder

New attached image

El 3 de diciembre de 1941 el Presidente Theodore Roosevelt declaró que el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving) sería celebrado, oficialmente, en los Estados Unidos de América el cuarto jueves de cada noviembre. Por supuesto, esa no fue la primera proclamación relativa al Día de Acción de Gracias. De hecho, la historia de este día penetra profundamente en nuestra historia. El primer “Día de Acción de Gracias” normalmente se asocia con la fiesta de la cosecha celebrada por los Peregrinos de Plymouth Massachusetts con los indios Wampanoag en el otoño de 1621. El día estaba repleto de comida, compañerismo y las acciones de gracias al Dios Omnipotente por su provisión y protección.

El Congreso Continental proclamó “Thanksgiving” como día feriado nacional en 1777. Aunque el día específico ha cambiado a través de los años, el mismo propósito y espíritu del día y siguen vigentes. En esta semana a través de los Estados Unidos familias y amigos aún se reúnen para celebrar la fidelidad de Dios y dar gracias a él por su provisión abundante. Mientras que el tiempo y la distancia no nos permiten invitarles a nuestras celebraciones de “Thanksgiving”, el personal de EBI quiere expresar nuestra gratitud a Dios por sus bendiciones sobre el ministerio de EBI. Estamos muy agradecidos por…

1. Colaboradores fieles en el ministerio, tanto antiguos como nuevos.

El apóstol Juan escribió en su tercera epístola, “No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad”. Asimismo, nosotros aquí en EBI nos regocijamos en la predicación fiel del Evangelio por nuestros muchos hermanos y hermanas en Cristo a través del mundo de habla hispana. Dios está obrando, usando muchos de ustedes para que comuniquen fielmente su Palabra, para que hagan discípulos que son transformados por el Evangelio, para establecer iglesias que son vibrantes y sanas doctrinalmente y para capacitar a líderes nacionales.

Es nuestro gozo y privilegio observar cómo Dios los usa a ustedes para su gloria. Pero somos más que meros espectadores de su ministerio. Somos colaboradores con ustedes. Como una editorial, EBI acompaña su ministerio proveyendo literatura que es sana doctrinalmente, centrada en el Evangelio y teológicamente profunda para ayudarles en el cumplimiento de la Gran Comisión. Estamos muy agradecidos por esta colaboración. Es nuestro gozo y privilegio servir juntos con ustedes.

2. Nuevas oportunidades.

EBI ha existido por más de 55 años. Durante ese tiempo Dios ha provisto muchas oportunidades para la publicación y el ministerio. Hemos publicado currículo de escuela dominical, comentarios, materiales para el discipulado y la capacitación pastoral. Hemos viajado a través de Latino América conociendo a muchos de ustedes mientras que predicamos la Palabra. ¿Qué más podríamos hacer?

Estamos agradecidos que nuestro Dios es mucho mayor y, en gran manera, mucho mejor que nuestros sueños. En su bondad nos provee de diversas oportunidades para crecimiento y servicio. Dios continúa presentándonos con oportunidades más amplias de publicar libros en cuanto a la teología sistemática, consejería, apologética y asuntos sociales. Dichos libros son más grandes, más profundos y con una expectativa aun más allá de nuestra imaginación. Asimismo, Dios continúa a expandir nuestras oportunidades ministeriales permitiendo la capacitación de pastores y maestros de escuela dominical a través del mundo de habla hispana. Estamos muy agradecidos por estas oportunidades y oramos que Dios nos halle fieles en el cumplimiento de la tarea.

3. La fidelidad de Dios.

A pesar de que EBI ha experimentado muchos altibajos, Dios ha protegido el ministerio y ha provisto fielmente por sus necesidades. Desde los inicios que operaban de un pequeño taller en Puerto Rico, Dios ha guiado a EBI (y, a veces, le ha dado una nueva dirección) a nuestra presente localidad y edificio en Sebring, Florida. Hoy, Dios nos ha suplido con un edificio de aproximadamente 743m2, imprenta y un almacén. Tenemos computadoras y equipo de impresión digital, suficientes para nuestras necesidades. Tenemos los recursos para viajar y ministrar, proclamando el Evangelio y representando a EBI a través de Latino América. Dios nos ha provisto todo eso sin que tengamos deudas pendientes. Asimismo, durante los años, EBI ha tenido personal piadoso, fiel y experimentado, además de misioneros que han servido en todas las áreas del ministerio desde la escritura, a la revisión, a la impresión, al envío y la contabilidad. Estamos agradecidos por un gran Dios que ha sido fiel y a quien amamos y servimos.

En el Salmo 100, titulado el “Salmo de alabanza” el salmista escribe, “Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, Y su verdad por todas las generaciones”. Al acercarse el Día de Acción de Gracias, nosotros aquí en EBI tenemos muchos por lo cual estar agradecidos. ¿Y ustedes? ¿Por cuáles cosas están agradecidos?